jueves, octubre 11

"How can the arts overcome the slow dying of men's hearts that we call the progress of the world, and lay their hands upon men's heartstrings again, without becoming the garment of religion as in old times?" (W. B. Yeats)


4 comentarios:

Alvaro dijo...

Creo yo que las artes no podrán evitar "esa" muerte del hombre.

Hoy en día las artes son expresión del espíritu humano sólo para los artistas y para algunos pocos que no lo somos, pero que tratamos de escaparle al sistema (no me siento por esto ningún icono de libertad y revolución, simplemente trato de escaparle a la basura sistemática, o sistema basura, o capitalismo... como gusten) y atisbamos ese interior del artista en su obra. El arte hoy en día es un producto del mercado, no compramos canciones que nos vuelven locos y nos hacen volar, compramos un cd, no compramos una pintura que "me movió el suelo, me voló la cabeza", compramos un cuadro, no compramos una historia que "me hizo pensar" en tal cosa y nos asombró la facilidad del artista para contar así una historia, compramos un libro (un objeto). Hoy en día, por lo que veo, puedo estar equivocado, los límites del arte los pone el dinero; sin el billetito muchas veces el espíritu del artista se queda dentro del pecho y por mas que quiera no lo puede mostrar. De hecho, como el dinero existe desde hace mucho, siempre limitó el arte, pero creo que hoy más que nunca porque, lo que no es realmente un buen negocio, no vale nada. Y muchas posibles obras se quedan en el tintero.

Mientras seamos consumidores-mercancía y no seres humanos, vamos a seguir entendiendo el progreso sólo como incremento de capital, rascacielos más altos y selva virgen arrasada para sembrar soja. Estoy un poco indignado. Contradictoriamente, me encantan las imágenes de ciudades japonesas llenas de carteles. Debo estar mal.

Charly Gradin dijo...

ja, a mí también me gustan las ciudades japonesas, y creo que a Yeats -sin conocerlo demasiado- también le gustarían. Yo respecto al arte -y para decirlo brevemente al estilo web- soy más optimisa y más pesimista, siempre deber haber sido más o menos difícil de mirar, hacer y demás. A lo mejor vamos cambiando una serie de problemas por otra, como decía el cura de Stigmata cuando se tomaba un café con Patricia Arquette, y le trataba de explicar por qué había tomado los hábitos. Esa película me gusta mucho, siempre me acuerdo de esa escena. abz! c-

Alvaro dijo...

Cambiar a la vez que va cambiando el mundo... ¿Pero si el mundo está cambiando para mal, también tenemos que subirnos a ese tren?

Es claro que estamos cada vez peor. Yo al arte (en general) lo veo así: tratás de hacer que sobreviva aunque lo tengas que convertir en basura comercial y ponerle etiquetita de arte al lado del precio, o lo mantenés limpio y dejás que te pongan la etiquetita de underground y te cagás de hambre. Yo no puedo ser dj en mi ciudad porque ni en pedo me dejarían poner goa trance, psy trance o hard techno; para laburar de dj tendría que poner house punchi punchi, electro clash basura o suicidarme con cumbia.

Che sigo indignado.

Charly Gradin dijo...

bueno, pero no perdamos las esperanzas, para mí tenés que seguir probando armar la movida goa trance desde Tucumán -eras de Tucumán, o ya inventé-?