lunes, diciembre 3

Somos Indios Latinos Con Guitarra Electrica Y Comunicados A Travez De Internet

"El rock de la Argentina K", dice la XXIII, fiel a sí misma: coquetea entre el cinismo y la oligofrenia. Un periodista que pregunta si el título de la canción es "una preocupación ambiental", y el Indio que aprovecha y elogia a Fito Paez. Después se reconcilia con los derechos humanos, dice que no escucha rock y que ya no sabe por qué, pero sigue siendo independiente. La pregunta es qué hace un rockero sin ideas en la tapa de una revista de actualidad política. ¿Será una chicana? ¿Un pedido de auxilio? Suena a necrofilia. Va en el mismo paquete que los compilados de rock nacional con subsidios del Estado. El punto de vista es el de una clase gloriosa cuyos logros político-culturales es obligatorio apuntalar, como sea, y no importa si para ello es necesario reforzar sus expresiones más rancias y/o desgastadas. El indio cuenta sus muertos, y concluye, tuvo más en los ´80. En la radio suenan los Stone Temple Pilots en un micro por hora dedicado a los clásicos de los '90. Y dicen que vuelve Led Zeppelin. Capaz soy yo que la televisión me da claustrofobia, salvo las entrevistas de TN a ex-operadores duhaldistas, pero esto me suena a una vieja vendiendo alhajas en la calle Libertad. Como mínimo, tendrían que cambiar de fotógrafo. Podrían descubrir belleza en lo que está desvaneciéndose, como Haiko Hebig, y sus retratos del parque industiral soviético de Alemania del Este.

2 comentarios:

Mariano dijo...

no podria estar más de acuerdo... hoy escuché el disco en la oficina y bueno... admito que cuando leí esas entrevistas tan... eso.. pensé que quizás, el disco iba a estar bueno, porque la realidad es caótica y las cadenas causales se quiebran... pero hoy lo escuché en la oficina, y creo que... deberían regalarterlo con la 23, sino es un robo... bah, igual.

el tema 3 está pasable.

no sé porque tiene esa manía de llenar las canciones de cosas. la respuesta obvia sería que es porque en el centro ya no queda nada

charly.gr dijo...

ay, yo ni lo escuché. Y para ser sincero, voy a necesitar dos o tres discos malos del Indio para borrarlo de mi mapa. Pero los periodistas deberían desconfiar antes que los fans, no? Así el Indio va a terminar como Sábato, y capaz que hasta escribe el Nunca Más de la generación "chabona". je, saludo