jueves, mayo 17

Palermo

Nací en Vidt
Me crié en Bulnes
Moriré en Guise

Palermo 1980 - 2006

Escrito en una pared de la calle Paraguay, casi Gallo, y decorado con un par de símbolos:

Eran parecidos al logo que usaba un partido neonazi cuyas pintadas recuerdo de fines de los ´90, el PNOSP, Partido Nuevo Orden Social Patriótico:

Estaban ligados a Biondini, referente del nazismo sudaca. Sería coherente con la primera pintada, porque no me imagino nada más fanático que el sujeto que la escribió. Nazis de Palermo, que hace un tiempo llenaron de pintadas la zona de Charcas y Scalabrini:

Muerte a los chinos

Hoy venía de Caballito, de mi entrevista con el traumatólogo. Le había mostrado las placas que me hicieron, después de mi paso por la guardia del Bazterrica. El Dr. las miró y me dijo que no tenía nada.
- Se me duerme la mano- le respondí.
- Deben ser los nervios - dijo, y me recetó unos masajes. Suspiré aliviado cuando salí. Ese consultorio se llena de viejas que se cuentan sus dolores cervicales y se compadecen entre sí. Hoy estaban seguras de que todo era culpa de una juventud en la que habían hecho no sé qué cosa, "cuando uno es joven no se da cuenta." El otro tema de charla era la masacre del Pasaje el Maestro, a pocas cuadras, donde un tipo mató a su ex-esposa y dos chicos, y se tiró por la ventana. El clima era irremontable. No sé por qué, siempre llego en días trágicos a esa sala de espera. La vez anterior era el 6 del 06 de 2006. Y la secretaria estaba en semi-pánico. Eso es lo que produce la lectura de horóscopos en revistas de chimentos, que son los peores. Le tiraban argumentos contra la idea del fin del mundo y la llegada del anti-cristo, y la mina los aceptaba pero a medias. Al final se sugestionaba tanto que volvía a empezar, y ahí se enganchaban todos, yo incluido.
Después del traumatólogo pasé por Parque Rivadavia. Toda esta vuelta viene a que me acordé de otro volante neo-nazi, el que pegaban estos grupos para recordar a Marcelo Scalera. Era un skinhead que terminó muerto a patadas después de meterse en plan bardero en medio de un pogo de punkis en un recital que habían organizado en el Parque. El volante incluía una foto de Scalera, y decía:

"muerto en manos de una horda drogada anarco-bolchevique"

Era mediados de los ´90, y con unos amigos del secundario nos reíamos con esa definicón de "horda". La incluímos en una revista que publicábamos, en pleno auge de Cha-cha-cha, mientras la convertibilidad empezaba a patinar. A la salida del Colegio, me acuerdo de haber visto a una chica de tachas y campera de jean pintada, en medio de un grupo que seguía su relato del fin de semana. Había estado en medio del pogo en Parque Rivadavia, en primera fila, al lado de Scalera.

2 comentarios:

damián selci dijo...

Charly, me gusta tu blog. Me alegra también que te interese Burroughs. De alguna manera, la que sea, tenemos que ser realistas.

Lo que sí, y en cuanto al post sobre Adorno: el ogro es él, y no los filósofos del siglo XIX.

abz

charly.gr dijo...

gracias Damián, y sí seamos realistas pero a la Burroughs, con visión humanoide. Mi cuento de Adorno es bastante endeble, a lo mejor cambia el final y se mueren todos, y los chicos lloran, no sé. saludo