domingo, julio 16

Howard

Grandes avances en la búsqueda de Howard Willers, ese misterioso empresario de San Diego, California, que contacta traductores por Internet y desaparece.
Después de Abner, ahora llegó al blog otra traductora brasileña que busca a Howard Willers para cobrar su deuda. Adriana, al igual que Abner, hizo una traducción para la empresa AddedCashFlow. Yo también traduje para esa empresa. Mi texto era una presentación de PowerPoint en la que se daban consejos financieros para multiplicar la riqueza invirtiendo la hipoteca de la casa. Una especie de fórmula mágica para la ruleta o la bolsa.
Adriana descubrió un par de cosas. Este Howard Willers aparece en la página de un instituto de asesoramiento financiero, The Wealth Protection, donde parece que está incripto para tomar un curso. Además, Adriana encontró otra página de un juzgado de California en la que Willers figura en una orden judicial dictada en su contra por ofrecer asesoramiento financiero sin tener un título que lo habilite.
Adriana le escribió a Roccy DeFrancesco, director de The Wealth Protection. Roccy agradeció los datos sobre las deudas que Willers deja por el mundo. No le gustó lo de los antecedentes judiciales, sobre los que no estaba enterado. Dijo que iba a escribirle a Willers, y prometió una respuesta.
Pero a Adriana le quedan varias cartas. Ya arregló con un amigo de Boston para que lo llamara a Willers por teléfono. Además, se contactó con una traductora de Estados Unidos que se enteró sobre Willers en un foro en el que Adriana había escrito, y ésta le propuso hablar con el fiscal de distrito para hacer la denuncia.
¿Habrá más traductores tras Howard Willers? ¿Llegarán a esta página algún día? ¿Llegará Howard Willers y se enterará de que lo estamos buscando? ¿Nos pagará? ¿Nos mandará matones para silenciarnos?
Hoy es domingo. Me pasé la tarde preparando un final de Estética. En un Burger King, leyendo a Hegel. Ahora escribo en un locutorio porque la computadora de mi casa cada día me resulta más hostil (mejor me mudo). Y esto iba a que hablando de Howard Willers, nuestro hombre prontuariado, se me cruzan las imágenes de Ringo, el boxeador argentino, muerto en Reno, a las puertas del Mustang Ranch, a manos de la mafia prostibularia. La mimsma mafia para la cual se había convertido en hombre de confianza, a medida que su regreso a los rings se hacía cada vez más improbable. Dicen que le quiso robar el negocio y la mina al mismo dueño del Mustang Ranch, como en un cuento de Borges. Yo me pregunto, ¿será Howard un millonario peligroso? ¿Un pesado? Ojalá esto se ponga bueno.

4 comentarios:

Nahue dijo...

Esta historia tiene futuro, es el próximo código DaVinci. Lo unico que falta es la historia de amor así que a ver si te vas enganchando con Adriana y se van a recorrer juntos la 66 en busca de Howard.

charly.gr (Carlos Gradin) dijo...

vimos muchas películas, Nahue!!

Anónimo dijo...

Uma historia de amor...
:-)

Não, pode ser uma história de amizade... Já sou casada!

Carlos, vamos escrever um roteiro de cinema. Hollywood está produzindo todo tipo de história, não é? ;-)
Adriana - a detetive da internet!

Anónimo dijo...

qué decepción.... yo creía que se iba a hablar de howard el pato....