sábado, mayo 24

Me estás chicaneando

2 comentarios:

Tomás dijo...

Je je.

La patrona quería ir a cacerolear, se ve.

musidora dijo...

y si, no me extraña.... las paraguayitas de veintitanto sirven para todo: para desvirgar al hijo de esta señora, para calentar al patrón, y por qué no, para batir la cacerola durante el lockout del campo
y para colmo, son las mismas viejas chotas que se enterncen con los pitbull desamparados!!!