lunes, noviembre 5

El gorilaje extrañado, me mira sin comprender

(via Maguila v2.0)

3 comentarios:

abs ur dita dijo...

extrañau

Maguila dijo...

Gracias por la propaganda, y por el mote de gorila (de hecho por algo me dicen "maguila"), de cualquier manera la antinomia "peronistas-gorilas" es bastante anacrónica y tiendo a despreciarla, me opongo al peronismo como forma de gobierno (la prebenda, el ejercicio de la hegemonía legislativa, el autoritarismo, la delincuencia impune gobernando, los capos mafiosos manejando sindicatos, etc.), es decir a Menem, Duhalde, Kirchner si eso es ser gorila, lo soy, pero también creo que eso es atrubuto de gran parte de la clase política.
Estuve leyendo el blog, muy interesante. La foto de los parchís es conmovedora y las referencias a "Para una imagen de Proust" excelentes, volveré.
Saludos y gracias por tanta referencia, retiro lo de esnob.

charly.gr dijo...

estoy de acuerdo Maguila, lo de gorilismo era un juego retórico, y yo no soy peronista, tampoco. Si tuvieran un poco de honestidad le reconocerían al gobierno de Kirchner los avances en todas esas materias que vos y tus compañeros de blog juzgan como retrocesos republicanos (e incluso como avances del fascismo, y eso sí que es estar desubicado). No confío en alguien que pide republicanismo y lo único que agrega al respecto son acusaciones al gobierno (te falta mencionar problemas reales, i.e. igualdad de acceso a educación, salud y bienes simbólicos, reducción de la brecha entre ricos y pobres, esos detalles). Los gobiernos, por otra parte, no son entidades abstractas, uniformes y reducibles a dos o tres adjetivos. La historia en sí no lo es. Y si ustedes simplifican tanto la cuestión (como lo hacen muchos medios y muchos porteños) es porque prefieren no sacar las conclusiones del caso, y al hacer eso ningunean a gran parte del electorado. Ese electoriado coincide en buena medida (aunque no totalmente) con el apoyo de lo que tradicionalmente se identifica como peronismo. Y los argumentos que usan, lo quieran o no, muchas veces producen el mismo efecto despreciativo y conservados que se solía describir como gorilismo. Yo no tengo problema en discutir sobre kirchnerismo, pero con esa fotos retocadas (o con los argumentos que aparecen en los medios y en tu blog, que son igual de precarios y burdos) es complicado. Si ponés una foto de Kirchner disfrazado de nazi, no estás proponiendo ninguna discusión. Es tan obvio que da pena escribirlo.
te mando un saludo, y podés pasar cuando quieras