sábado, octubre 27

Teoría Literaria en la Edad Media

Nada mejor para un sábado a la noche que escribir monografías en locutorios de calle Corrientes. Las luces se encienden y el encargado recibe a sus amigos, ucranianos tal vez, en la previa de los bares. Entonces, le escribí al profesor a cuyo seminario asistimos allá en enero con Mariano.

"hola Leonardo, qué tal? Soy Carlos Gradin, cursé tu seminario el verano pasado.

Estuve leyendo varios textos y armando un tema para escribir una monografía. Quería comentártelo para ver si te parece bien y lo mismo la bibliografía. Hice dos seminarios con Miguel Vedda, sobre Adorno, Benjamin, Bloch, y en el caso de los últimos dos escribí un trabajo sobre la forma en que construyen una perspectiva histórica para sus análisis. La idea, básicamente, era ver cómo hacen una evocación del pasado en función de horizontes utópicos, o de redención. Su mirada, me parece, piensa a las obras de la cultura, y a los contextos que les dieron forma, como proyectos inacabados, incompletos, pero a su vez leen en esas obras marcas de un impulso por construir, o conquistar, cierto futuro pleno, o deseable. Creo que esto es lo que analiza Jameson cuando habla de un "inconsciente político", y la consciencia de clase como contenido utópico, como un anhelo de lazos sociales entre individuos.

Entonces, mi idea era ver cómo se puede pensar esta forma de historizar la cultura, y producir lecturas críticas, a partir de algunas teorías medievales sobre la lectura alegórica que vimos en el seminario. Por ejemplo, se me había ocurrido relacionarlas con la frase de Benjamin en las Tesis sobre la historia, cuando habla del autómata del marxismo manejado secretamente por una fuerza interior que es la teología. Siempre me pareció muy críptico, pero creo que puede entenderse a la teología como una forma de relato particular, una perspectiva que incorpora los deseos de los sujetos y que les permite inscribirse en una manera de imaginar el futuro. Eso sería como discusión con teorías políticas más mecanicistas, que creo que era parte de su pelea.

Disculpá, me excedí con la extensión. Mi duda principal era que la bibliografía que tengo en mente es mucho más grande en teoría y crítica (además de lo que mencioné, los artículos de Eco sobre la alegoría y la carta de Dante a Can Grande), que en textos propiamente medievales. Tenía pensado hablar de la Carta de Dante y el Convivio, y algunas partes de las Confesiones y el Didascalicón. Lo que pasa es que las referencias a esta perspectiva histórica ocupan apenas unas pocas líneas, o eso me pareció.

bueno, eso era todo

muchas gracias

saludos"

**

Y sigo sin Fibertel, pero me están empezando a gustar los cibers. Hoy ya es domingo, recién le expliqué a una señora que le habían rebotado el correo y que por eso le había llegado la respuesta en inglés. Estaba con la hermana, tenían una cuenta de Flicker en la que guardaban las estampitas católicas, santos dorados y cosas así que les enviaban sus contactos, en abundancia. Le leí un mail mientras le mostraba cómo hacer el "@". Se refería a alguien como una "mujer creyente" y parecía realmente divertida.
Después están los coreanos que llegan a eso de la 1pm en bloque, como los guardaespaldas de Kitano. Y los preadolescentes absorbidos por los shoot ´em up. Y el borracho que se queda dormido en un asiento. Tiene algún arreglo con el pibe que atiende pero ni idea cuál. De fondo suena el pop asiático, me siento como en un karaoke de "Lost in translation".
Hoy ganó Cristina, le mandamos un saludo. Yo tengo fe (y me banco las contradicciones). En un blog me dijeron "estúpido snob". ¿Y el sentido del humor, qué onda?

**

Me gusta una frase de María Moreno. Decía que la vida es, ojalá, como un bar adonde siempre está a punto de entrar alguien con quien tenemos una charla pendiente.

4 comentarios:

C.E dijo...

Dos cosas. Una, trivial y obvia, pero en fin: Fibertel nos está estafando, con esa movida de que "duplica" bytes nos tiene a todos con una conexión cuasi telefónica (o a veces, como a vos, sin nada); la otra, te vi caminando por Corrientes el sábado, estábamos con Julio en un café, y pensé que veías libros, no que escribías monografías en locutorios...y menos que preparabas pequeñas aguafuertes, muy lindas además.

Mariano dijo...

dos observaciones: 1) yo siempre tengo terribles dudas en como empezar el mail cuando tengo que escribirle a un profesor -que no sean los de prácticos, con los que suele haber más confianza. "Estimado Prof. Leonardo Funes" suena terriblemente pesado, pero al mismo tiempo, se me ocurre que debe recibir mails con ese encabezamiento todos los días, o sea que casi ni debe procesarlo. Creo que voy a adoptar el "Hola Leonardo, qué tal?". Bueno, o no sé.

2) y otra cosa: donde mencionás mi nombre, pusiste un link a tu propio blog. a menos que hayas querido implicar que la web deshace nuestras identidades en un magma de textos en perpetua fuga, sospecho que habrá sido un error.

Ferko dijo...

Ay, Mariano. Evidentemente no se trata de un error. Charly citándose a sí mismo hablando de Mariano consiste en el dominio del narcisismo, como bien sabés, las identificaciones imaginarias.

Los quiero, camaradas.

charly.gr dijo...

loco, te escribís mal un link en un locutorio insalubre y ya te psicoanalizan. Mariano, ya arreglé todo. Ferko, lo del narcisimo debe ser verdad. Ceci, la próxima me llaman y tomamos algo, Julio me vio en La Giralda y entró a saludar. Ya me volvió Fibertel. Nos vemos, saludos a todos estimados!